marzo 05, 2011

Cómo prevenir el mal del oído del surfista (exostosís)

¿Que es la Exostosís de oído o síndrome del oído de surfista?
Las personas que han padecido algún problema de salud en sus oídos, pueden decirnos bien lo molesto que es.
Los continuos baños en aguas frías provocan varias consecuencias y lo mínimo que nos puede provocar es una infección. De las peores cosas que podemos padecer con el correr del tiempo al exponer frecuentemente nuestros oídos al frío, es la exostosís de oído o síndrome del oído de surfista (o nadador). Explicado de una manera sencilla, se trata de una infección, irritación o inflamación del oído externo y el conducto auditivo. El agua fría estimula el crecimiento de tejido óseo del oído, lo que genera una oclusión. Las consecuencias suelen ser pérdida de audición y continuas infecciones.
Cuando el agua entra en el oído, puede llevar bacterias. Lo normal es que el agua vuelva a salir, el oído se seque, y las bacterias y hongos no causen ningún problema. Sin embargo, en ocasiones el agua se queda atrapada en el conducto auditivo externo y la piel se queda húmeda. Es en este momento cuando las bacterias y hongos crecen, se reproducen, y pueden infectar el oído.
Un estudio sobre 251 surfistas de California descubrió que el 86% de ellos padecían de exostosís en algún grado. Cerca de la décima parte padecían una oclusión superior al 75% en uno de sus oídos.
La exostosis es mucho mas prevalentes entre los surfer que entre la población general, la prevalencia aumenta con los años que se practique el deporte y con las horas dedicadas al mismo, al igual que lo hace la severidad de la estenosis del conducto.
Este problema se soluciona mediante una operación. Se corta la parte del hueso que ha crecido, teniendo mucho cuidado de no tocar el tímpano. Esto se solía hacer mediante una incisión en el oído, lo que llevaba postoperatorio. Ahora se ha perfeccionado la técnica y se está empezando a hacer mediante un taladro con una broca de 1 milímetro por la entrada del oído por lo que no se necesita abrir.
Cómo prevenir problemas en el oído
Es el método más habitual es el uso de tapones y los hay de muchos tipos y precios. Los más indicados y duraderos son los tapones de silicona a medida del conducto auditivo de cada persona.
Claro es que cada persona es diferente a otras y a cada uno le afecta el agua y el frío de diferente manera, pero si empezamos a tener molestias en los oídos y suelen ser constantes deberíamos ir a un médico para descartar problemas que podrían llegar a ser graves si no andamos con cuidado.

Sili-Tap son tapones a medida para oídos, son la forma más eficaz para protegerlos del agua y niveles de ruidos molestos.
Mediante una impresión del conducto auditivo con una silicona especial, la cual se convierte en el producto final, logramos un ajuste perfecto, confortable, seguro y duradero, individualizado a cada paciente.
Nuestros materiales llevan 30 años de evolución en el mercado, de origen norteamiercano, es un procedimiento publicado y aceptado en los archivos de la Otorrinolaringología (American Medical Association) y se acepta como un procedimiento seguro y probado por profesionales de la salud auditiva en todo el mundo. Su indicación es muy diversa, ya que pueden ser pedidos por simple prevención, o por personas que sufran de patologías o problemas de continuas otitis, oídos operados, oídos sensibles y quieran una protección segura, confiable, para tener sus oídos secos y no húmedos, lo cual facilitaría la proliferación de microorganismos e irritaciones del canal auditivo.

Propiedades Técnicas de la Silicona:

- Hidrófoba (repelencia al agua)
- Hipoalergénica
- No tóxica
- Durabilidad (3 y 4 años)
- No se endurecen con el uso, es suave, flexible y cómodo
- Prácticamente no Encogimiento
- Fácil de limpiar con agua y jabón (neutro)
- Puede soportar ebullición o condiciones de congelación
- Reducción de ruido, excelentes resultados
- Flotan
- La impresión se convierte en el producto final, lo cual reduce errores al duplicarlo.
- Cualidades elastoméricas, permite que el molde en el canal del oído, no avance o mueva con los cambios de configuración del movimiento de la mandíbula.